Medicamentos de oro sólido podrían ayudar al sistema inmunológico

En los últimos años, el uso de nanopartículas en la medicina ha aumentado constantemente pero su seguridad y efecto en el sistema inmunológico humano sigue siendo un tema de gran preocupación.

Al probar una variedad de nanopartículas de oro, los investigadores de la Universidad de Ginebra colaborando con el Centro Nacional de Competencia e Investigación junto con la Escuela de Medicina en la Universidad de Swansea están pudiendo evidenciar el impacto sobre los linfocitos B humanos (células encargadas de la producción de anticuerpos).Se espera que con el uso de estás partículas se pueda llevara cabo una gran mejora en los productos farmacéuticos y limitar sus efectos adversos conduciendo así a una mejora en el desarrollo de terapias más específicas y mejor toleradas.

Los linfocitos B son una parte muy importante en el sistema inmunitario humano por tanto se presentan como un objetivo interesante a la hora de querer desarrollar nuevas vacunas mucho más funcionales, pero para esto las vacunas deben llegar a los linfocitos B rápidamente sin que puedan ser destruidas.

“Las nanopartículas pueden formar un vehículo protector para las vacunas, u otros medicamentos, para entregarlas específicamente donde pueden ser más efectivas, mientras que evitan otras células”,

explica Carole Bourquin, profesora de las Facultades de Medicina y Ciencia de la UNIGE

 “Esta selección también permite el uso de una dosis más baja de inmunoestimulante al tiempo que mantiene una respuesta inmune efectiva. Aumenta su eficacia al tiempo que reduce los efectos secundarios.”

el uso del oro en la medicina

EL ORO ES UN MATERIAL ÚNICO

El oro es un candidado excelente para la nanomedicina debido a sus propiedades físico-químicas particulares ya que es bien tolerado por el cuerpo y fácilmente maleable.

Este metal tiene como particularidad  de que puede absorber la luz y luego liberar calor

Las nanopartículas de oro se pueden usar para atacar tumores. Cuando se exponen a una fuente de luz, las nanopartículas liberan calor y destruyen las células cancerosas vecinas. También podríamos colocar un medicamento en la superficie de las nanopartículas para enviarlas a una ubicación específica“,

explica UNIGE
estructura molecular del oro

Para probar su seguridad y la mejor fórmula para dar uso médico, han creado unas esferas de oro con o sin revestimiento de polímero, así como barras de oro para explotar los efectos del revestimiento y la forma.

Los científicos pudieron determinar en qué medida sus nanopartículas activaban o inhibían la respuesta inmune dando a entender que tanto la forma como la presencia de una superficie son importantes cuando se trata de una interacción nanopartícula-célula demostrándose que las esferas de oro recubiertas con un polímero protector son estables y no afectan a la función de los linfocitos B.

“nuestro estudio estableció una metodología para evaluar la seguridad de las nanopartículas en los linfocitos B, algo que nunca se había hecho antes.” Esto podría ser especialmente útil para futuras investigaciones, ya que el uso de nanopartículas en la medicina todavía requiere pautas claras

dice Carole Bourquin

APLICACIONES CLÍNICAS INFINITAS

Las nanopartículas de oro desarrolladas por el equipo de investigadores podrían hacer posible administrar los medicamentos existentes directamente en los linfocitos B reduciendo así la dosis necesaria y los posibles efectos secundarios.

Ya se están realizando estudios en pacientes para el tratamiento de tumores cerebrales.

Fuente original http://www.sciencedaily.com/releases/2019/06/190628120509.htm

Deja un comentario