Inteligencia artificial AYUDA a descifrar la HISTORIA

Una inteligencia artificial conocida como Phytia consigue revelar patrones en más de 35.000 reliquias, que contienen más de 3 millones de palabras.


Aunque hemos logrado descifrar miles de inscripciones antiguas e incluso seguimos descubriendo nuevas inscripciones cada año, lo cierto es que en muchas ocasiones -debido al tiempo y a la erosión- se hace muy complicado descifrar algunas de estas inscripciones.

A raíz de esto, Yannis Assael de DeepMind y sus colegas lograron crear un algoritmo de inteligencia artificial que permite adivinar palabras y caracteres faltantes en las inscripciones griegas. Muchas de estás inscripciones se encuentran en superficies como la piedra, cerámica o metal con longevidades entre los 1.500 años y 2.600 años.

La gran característica de esta red neuronal es la capacidad de ofrecer sugerencias a actuar, diseñando por su cuenta posibles soluciones.

La inteligencia artificial , llamada Pythia, consiguió aprender patrones 35.000 reliquias. La gran capacidad de esta inteligencia artificial es la posibilidad de ofrecer gran cantidad de sugerencias -hasta 20- que junto con la ayuda de los expertos permite llegar a una mejor conclusión, siendo por tanto de gran ayuda para poder llegar a la respuesta más acertada.

Para poner a prueba el sistema, el equipo escondió nueve letras de un nombre personal griego de Pythia. Esta consiguió rellenar los espacios en blanco. En una prueba cara a cara, donde Pythia intentó llenar los vacíos en 2949 inscripciones, los expertos llegaron a cometer un 30% más de errores que la inteligencia artificial. La inteligencia artificial logró obtener estos resultados en apenas unos segundos, mientras que los expertos tardaron alrededor de 2 horas.

Esto muestra el potencial de la restauración asistida por IA, dice Thea Sommerschield de la Universidad de Oxford, quien formó parte del equipo.

“La recompensa es enorme porque nos cuenta sobre casi todos los aspectos de la religión, la vida social y económica del mundo antiguo”, dice ella.

Philippa Steele, de la Universidad de Cambridge, dijo:

“Me parece que las mayores tasas de éxito se alcanza cuando … solo nos faltan pequeñas partes de un texto largo, o cuando hay muchos paralelos similares para un texto fragmentario recién descubierto”, 

Artículo de referencia

Deja un comentario